Mi realidad después de estudiar Modas

Vestido: HM, Botines: Westies

A casi un año de haber terminado la universidad me encuentro escribiendo éste post, pensando y reflexionando sobre todo lo que he vivido a lo largo de todo el año.

Recuerdo que cuando estaba en los últimos semestres lo único que quería era ya graduarme para tener mi título y poder regresarme a Milán, y sí por un tiempo estuve revisando maestrías para darme una idea de costos y de todo lo que tenía que hacer para volver a mi querida Italia, y pensé: “ok, busco un buen trabajo, hago experiencia para saber bien en qué me quiero especializar y ahorro” (quién me conozca bien sabe que dinero que toco dinero que se me va)  no soy muy buena administrando mis finanzas pero al menos ahora le echo ganitas para lograr algunas metas personales.

A menos de dos semanas de haber tenido mi último día de exámenes ya me encontraba firmando contrato con una buena empresa dónde aprendí muchas cosas de Visual Merchandising de Moda en muy poco tiempo, no fue la mejor experiencia laboral pero me hizo darme cuenta en el ambiente dónde no quiero estar, lleno de estrés y mucha presión dónde la calidad de vida del empleado no importaba tanto y dónde el salario no era equitativo a las responsabilidades, cuando decidí valorar mi tiempo, mis estudios, mi salud física y emocional fue cuando decidí irme para dejar  que todo fluyera y así una nueva oportunidad llegara.

Me di el tiempo de aplicar a muchos empleos, ir a todas las entrevistas posibles con la esperanza de encontrar algo afín a lo que estaba buscando en cuánto a crecimiento laboral y que obvio tuviera un sueldo decente, por otro lado quería dedicar más tiempo al blog pero reconozco que todavía no es una plataforma rentable y si hablamos de crear mi marca propia tampoco ha llegado el momento indicado.

A los 10 días ya me encontraba en una nueva empresa  trabajando en Visual dónde en menos de una semana me di cuenta  de la falta de seriedad y no resultó lo que esperaba,  por lo que opté por renunciar.

Ya había escuchado historias de terror de los que han trabajado en Inditex, pero mi experiencia personal fue demasiado buena, aunque mi jornada era reducida disfrutaba los días que me tocaba trabajar, fue un reto perder el miedo de acercarme a las clientas, aprender de Ventas, Tendencias y Retail, aprendí mucho de mí personalidad ya que no esperaba que Inditex tuviera un enfoque especial en el desarrollo humano de sus empleados, mi sueldo era menor pero aprendí a administrarme muy bien y tenía el tiempo suficiente para el blog y otros proyectos así que no me pesaba sacrificar mis fines de semana por trabajo.

En mi vida pasaba que atravesaba mi primer ruptura amorosa, el duelo y mi re-invención que me hacían estar en mi punto más vulnerable que incluso me llegué a cuestionarme de mi carrera, porque veía que las oportunidades laborales en Monterrey estaban muy escasas, me sentía decepcionada de mí misma por no tener un súper trabajo bien remunerado cómo la mayoría de mi edad que son #Godínez  y que en Facebook veía cómo viajaban, se compraban carros de agencia ó emprendiendo en sus propios negocios; tal vez no era lo que yo esperaba o lo que mis papás esperaban de mí, fue mi error el compararme con todos ellos porque siempre he sido muy diferente y nunca me vi trabajando en una oficina, la decisión estaba sólo en mí de sí seguir lamentándome ó agradecer y aprovechar el trabajo que tenía, opté por la segunda opción y fue cuando me enfoqué más en disfrutarlo y poner mi creatividad a trabajar en el blog, cosa que resultó muy terapéutica para mi #crisisexistencial.

Cuando me encontraba totalmente enfocada y feliz con mi trabajo, recibo una llamada de una marca que quería entrevistarme, puedo jurar que ni me la creí en ese momento y lloré de la emoción, continué con el proceso en silencio hasta aceptar la propuesta, renunciar a Inditex no fue una decisión fácil porque me sentía muy a gusto con lo que hacía, tenía compañeras increíbles y una gran jefa pero era una de esas oportunidades que tienes que aprovechar cuando se presentan, sin duda la vida me dió dos lecciones:

1. Vive tu presente

2.Unas puertas se cierran y otras se abren cuando menos te lo esperes

No estaré en Milán pero estoy muy feliz y agradecida con mi trabajo actual porque pertenecer a una de las mejores marcas de la moda italiana a nivel mundial es un súper logro personal y un gran sueño que estoy viviendo, estoy sacrificando casi todo mi tiempo, por fin puedo ahorrar, sigo aprendiendo y aún no sé que pasará conmigo después de qué termine el proyecto pero confío en que seguirán llegando grandes oportunidades.

A éstas alturas ya me siento casi experta en leer contratos, analizar prestaciones, sueldos, al igual que presentar renuncias y no, no es algo de lo que me siento orgullosa, se puede interpretar cómo inestabilidad laboral pero no lo es, simplemente las oportunidades se han ido acomodando de forma muy distinta a lo que yo imaginaba, hay mil cosas que no nos enseñan en la universidad pero día a día te vas convirtiendo en una persona adulta y  vas aprendiendo del mundo laboral, si ha sido difícil empezar de cero varias veces, cambiar de jefe, de compañeros, adaptarse a diferentes responsabilidades y ambientes, pero cada una de mis experiencias forman parte de mi camino al éxito.

La vida está llena de sorpresas, los cambios pueden manifestar miedo pero son parte del crecimiento,  hay que valorarse para salir de la zona de Comfort y cómo dice mi mamá para que algo mejor llegue hay que saber soltar y eso aplica en TODO, no hay que rendirse y a seguir luchando por construir más sueños que sí se puede 🙂

Con cariño,

Anita ❤

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s